EL POSTRE PERFECTO: ¡A COCINAR!

Con la subida de la temperatura, ya solo queremos tomar cosas frías.  Hoy os voy a proponer un postre muy veraniego: TIRAMISÚ DE LIMÓN. Es muy fácil, necesita pocos ingredientes y, lo mejor de todo, ¡sin horno! Lo vamos a acompañar de un delicioso CAFÉ DALGONA, la nueva forma de tomar café que triunfa en las redes sociales. Animaos y ¡a cocinar!




Comenzamos con nuestro delicioso TIRAMISÚ DE LIMÓN. Los ingredientes que vamos a utilizar son los siguientes:

300 gramos de leche condensada




250 gramos de queso mascarpone




La ralladura de dos limones




100 mililitros de zumo de limón




Bizcochos como los que aparecen en esta tarta




Leche para mojar un poco los bizcochos




Vamos a comenzar con la preparación de la crema.

En primer lugar, poned en una fuente o en un cuenco el queso y la leche condensada y mezcladlo todo muy bien. Cuando consigamos una crema sin grumos, añadid la ralladura y el zumo de limón y mezcladlo todo de nuevo.

Una vez terminada la crema, divididla en dos partes iguales, y guardad una para más tarde.

En un molde, poned papel de horno o transparente (para que no se pegue) y vamos a comenzar a montar el tiramisú.

Primero, poned un poco de crema en el fondo. A continuación, mojad los bizcochos en un poco de leche y ponedlos encima de la crema. Cuando esté todo cubierto, poned parte de la crema que habíamos guardado y de nuevo otra capa de bizcochos mojados en leche, y por último el resto de la crema.

Tapad bien el molde y guardadlo en la nevera para el próximo día.

Al día siguiente, lo sacamos del molde y lo podemos decorar con ralladura de limón o también con un poco de chocolate blanco rallado (mi opción favorita porque es mi favorito).



Aquí tenéis el resultado (mejor con el blanco 😉😊 pero no queda mal un poco de cacao)



Para acompañar nuestro tiramisú, os propongo el famoso CAFÉ DALGONA que aparece en todas las redes sociales. Tiene su origen en Corea del Sur, donde un actor le puso este nombre al decir que su sabor le recordaba al caramelo dalgona, un dulce típico de su país. Para hacer este café, vamos a necesitar también muy pocos ingredientes:

2 cucharadas de café instantáneo





2 cucharadas de azúcar



Leche



Agua caliente




Os va a sorprender lo fácil que es:

En un cuenco, poned el café instantáneo, el azúcar y el agua caliente. Lo que hay que hacer es batir muy bien todo hasta que quede una crema espesa y esponjosa. Lo ideal es hacerlo con una batidora eléctrica:




En el caso de que no tengáis una, lo podéis hacer con una manual, pero vais a necesitar más tiempo y energía.

A continuación, poned leche fría o caliente (según vuestro gusto) en el vaso o en la taza en el que te lo queráis tomar, pero no lo llenéis completamente. Dejad espacio para la crema.

Ahora, poned la crema y mezcladla un poco con la leche. 

¡Listo! Ya tenéis el café de moda. Si os gusta, podéis añadir un poco de vuestro licor favorito a la crema. 



Espero que os gusten estas dos recetas, y sobre todo, que os animéis a prepararlas.
¿Cuál es vuestro postre favorito para el verano?


Comentarios