SER Y ESTAR: UNA INTRODUCCIÓN PARA NO VOLVERSE LOCO

En la mayoría de los idiomas existe un solo verbo para lo que en español son dos: ser y estar. Es por esto que muchos estudiantes, no importa de qué nivel, encuentran alguna dificultad a la hora de elegir entre uno u otro.


Tal y como se puede encontrar en numerosos manuales, la diferencia de significado más distintiva entre los dos verbos suele establecerse en cuanto a la temporalidad. Es decir, utilizaríamos el verbo ser para indicar rasgos permanentes sobre la persona o cosa de la que hablamos y el verbo estar para indicar rasgos transitorios. PERO, 👀, no podemos quedarnos en esta diferencia porque ambos verbos tienen unos usos concretos y no siempre dependen del rasgo de la permanencia. Por ejemplo, hay ocasiones en las que el verbo ser también habla de un tiempo determinado: Raúl estuvo/ fue muy simpático conmigo esta mañana. En este caso fue simpático habla de una cualidad accidental y de ese momento concreto, no significa que Raúl sea simpático siempre.


Precisamente, un error muy común que se justifica con la permanencia de la acción lo podemos escuchar en: El jarrón es roto*. Nuestros alumnos/as suelen decir, “profe, es para siempre”. En este caso tenemos que recordar que el verbo ser se utiliza para hablar de una cualidad del sujeto y en este caso lo correcto es: el jarrón está roto porque es el resultado de una acción. Es decir, utilizamos estar cuando es el resultado de una transformación. Del mismo modo, debemos corregir errores comunes como es muerto* o es vivo*, porque lo correcto es está muerto y está vivo.

- Profe, el español es loco*
- No, el español es una locura.

En este punto es interesante ver que podemos utilizar el verbo ser acompañado de un sustantivo (una locura). Así, no decimos estoy miembro de un club de lectura* porque lo correcto es soy miembro de un club de lectura. En cambio, si hablamos de un estado físico o anímico, debemos usar el verbo estar. Por esta razón, lo adecuado es: José está loco.


- ¿Y por qué puedo decir Rosa es socorrista y Rosa está de socorrista? He escuchado ambos casos…
- Aquí lo cierto es que se utiliza el verbo ser cuando hablamos de una profesión (Rosa es socorrista). Sin embargo, está de socorrista, con el verbo estar indica que es un trabajo temporal pero no es su profesión.

      Un dato interesante 👆 es que aquí tenemos el verbo ESTAR acompañado de un sustantivo. PERO la construcción es ESTAR DE + SUSTANTIVO. Con el verbo SER, seguimos la estructura de SER + SUSTANTIVO

- Profe, están las dos*, la clase ha terminado.
- No, cuando hablamos de la hora, también usamos el verbo ser, así que, son las dos y la clase ha terminado.

👀 Aunque podemos recordar que cuando queremos situarnos en el tiempo, refiriéndonos a “nosotros” usamos el verbo estar. Por ejemplo: hoy estamos a 28 de abril. O estamos a marzo ya. PERO, si hablamos del tiempo de forma general, utilizaremos el verbo ser, es decir: Hoy es 28 de abril

- ¿Es morena? o ¿está morena?

- Ambas son correctas pero significan cosas diferentes. En el caso de es morena con el verbo ser estamos hablando de su descripción física. Sin embargo, está morena habla de un estado actual, quizás porque ha tomado el sol.

- Profe, hace unos años cuando era en la Universidad*
- Error 😲: cuando hablamos de localización o ubicación, usaremos el verbo estar. Entonces: hace unos años cuando estaba en la Universidad. De igual modo: ¿Dónde estáis? Estamos en la playa.

Hasta ahora hemos visto usos que hablan de cualidades o estados, de permanencia o temporalidad…  Ahora bien, no como verbos que expresen una acción. En este punto es importante recordar que existe la estructura: ESTAR + GERUNDIO para hablar de acciones en proceso. Por ejemplo: estamos estudiando español.

- Ya está bien por hoy...
- ¡Muy bien! 👌Con las palabras bien y mal SIEMPRE se usa estar.

Hasta aquí hemos visto algunos de los errores más frecuentes entre el alumnado que aprende español. Recordemos que la mayoría de estos errores parten de la falsa creencia temporal de lo que se quiere exponer. Así bien, un primer paso para evitar estos errores es aprender a utilizar estos verbos de forma desligada y con sus particularidades y huir de la traducción literal de la lengua materna.
Mientras tanto, para seguir repasando algunos usos podemos practicar con esta canción:



Comentarios