AYER Y HOY DE BENALMÁDENA COSTA

Benalmádena, nombre que le dieron los árabes y que significa “hijo de las minas” porque creció en torno a un yacimiento de minas, es un pueblo de la provincia de Málaga con siglos de antigüedad pero hoy no vamos a hablar del pueblo ni de Arroyo de la Miel, otro de los núcleos urbanos que componen esta localidad. Hoy nos vamos a centrar en los comienzos de la costa y, por consiguiente, del turismo

Este núcleo es mucho más reciente ya que no tiene más de 70 años y del que solo existían, hace unos años, algunas casas de campo o cortijos que se podían ver desde la carretera nacional 340 que en aquellos años estaba totalmente solitaria.

Carretera de Benalmádena Costa. 1963. Foto tomada de Benalmádena, de ayer a hoy, por Jesús Majada

La manera de vivir en Benalmádena Costa previo al desarrollo del turismo nada tiene que ver con lo que vino después. Era costumbre que las familias tanto del pueblo como del Arroyo de la Miel, se desplazaran a la costa y adquirieran una parcela, los “esquilmos”, para plantar una huerta y pasar allí el verano, o lo que es lo mismo, pasar el calor “de higos a uvas” entre junio y septiembre como popularmente ellos decían. De esos años hasta ahora como decimos “ha llovido mucho”.
En los años 30 había constancia de algún núcleo turístico en el vecino Torremolinos, como el Hotel Castillo de Santa Clara, propiedad de un inglés o el Hotel Montemar. Esta vecindad con Torremolinos, como destino pionero en los años 50, facilitó el comienzo del desarrollo y expansión de Benalmádena Costa, que abrió su primer hotel en el año 1953 junto a la plaza Solymar, donde arrancó el turismo de esta localidad.
Al Hotel Costa del Sol llegaban los franceses que iban o venían de Marruecos e ingleses de Gibraltar. A partir de aquí, Benalmádena en su conjunto y, especialmente la costa, sufrió un gran desarrollo urbanístico y cambios en su paisaje.

Hotel Costal del Sol. 1953. Foto tomada de Benalmádena, de ayer a hoy, por Jesús Majada


                  

Plaza Solymar. Años 1953 y actual. Fotos tomadas de “Benalmádena, de ayer a hoy”, por Jesús Majada


Sus tres torres que vigilan la costa: Torremuelle, Torrequebrada y Torre bermeja (ésta última destrozada por un rayo, siendo restaurada a finales del siglo pasado), han sido testigos del boom de la costa. En los años 60 se levantaron grandes villas mirando al mar y complejos hoteleros como la residencia Marymar inaugurada en 1965, el hotel Tritón en 1961, el Riviera en el 63, el Siroco y el Alay. Este último pionero en los salones de congresos. Mención especial merece el Castillo del Bil- Bil que, construido mucho antes, en 1927, siendo sus propietarios de origen estadounidense, es uno de los edificios más emblemáticos de la costa por su estilo árabe, hoy día es un Centro Cultural. Añadiremos también como centro turístico importante el Casino de Torrequebrada, construido en 1979, fecha algo posterior.



El Castillo de El Bil-Bil, años 60 y actual. Fotos tomadas de Benalmádena, de ayer a hoy, por Jesús Majada

Así podemos decir que el turismo se consolidó en esta zona entre los años 60 y 70. Las playas se vistieron de chiringuitos dando a conocer a los turistas los espetos de sardinas y pescaitos de Málaga. Famosos actores, actrices y miembros de la realeza nos visitaban, como la actriz francesa Brigitte Bardot, que en 1958 rodó escenas de la película Los joyeros del claro de luna, recorriendo en tren los paisajes de la costa.
No podemos olvidarnos de “la cochinilla”, el automotor que ayudó, durante años, a transportar a los ciudadanos de Málaga a la la costa, uniendo toda la provincia.

“La cochinilla”, a principios de los años 60. Foto tomada de Benalmádena, de ayer a hoy, por Jesús Majada


El impulso definitivo de Benalmádena Costa vino con la inauguración en 1964 de la sala de fiestas “El Madrigal” y, a su lado, en el año 71, El Madson Club, así como otros muchos locales que fueron apareciendo en la plaza Solymar y que contribuyeron al crecimiento del turismo y del ocio nocturno.

“El Madrigal”. Foto tomada de Benalmádena, de ayer a hoy, por Jesús Majada


Más reciente es la construcción de Puerto Marina, obra que tardó 10 años en finalizarse y que se inauguró finalmente en 1982. En este puerto deportivo se mezclan edificaciones de estilo árabe, indio y andaluzas. Ha sido elegida la mejor marina del mundo dos veces.

Fotos de antes y tras la construcción de Puerto Marina. Foto tomada de Benalmádena, de ayer a hoy, por Jesús Majada


Actualmente, y para terminar, podemos añadir que el 71% de los turistas que nos visitan, repiten nuevamente y recomiendan Benalmádena como destino turístico. El turismo británico es el más numeroso, seguido por el alemán, francés y belga. Nuestra oferta turística es de ocio familiar, aunque también ganan protagonismo el turismo gastronómico y deportivo.

Imagen actual de Benalmádena Costa. Foto tomada de “Benalmádena, de ayer a hoy”, por Jesús Majada


Espero que esta entrada os haya despertado la curiosidad por conocer esta parte de la Costa del Sol.
Hasta pronto.

Comentarios