LA NAVIDAD MÁS DULCE

Por fin llegamos al final de este año tan diferente, tan extraño. El frío en Málaga ha tardado en aparecer, pero ya está aquí, como la Navidad, y con la Navidad llegan también los dulces típicos de estas fiestas. Vamos a hacer un pequeño recorrido por los más famosos. Si no has probado alguno, te animo a que lo hagas.


 ELTURRÓN

Este es el dulce típico de la Navidad que no falta en ninguna casa. Sus ingredientes principales son: miel, almendras, azúcar y clara de huevo. Esta mezcla se amasa y lo tradicional es darle forma rectangular. Ahora puedes encontrar muchos tipos diferentes: de coco, pistacho, café con chocolate, crema catalana, arroz con leche, etc... Los árabes trajeron este dulce a España y su origen data del siglo XI.



LOS MANTECADOS

Otro de los más típicos en estas fiestas, el mantecado es un dulce hecho con manteca de cerdo, harina y azúcar al que se le añade alguna esencia y se cocina al horno. Su principal característica es que se deshace al morderlo. Su origen es andaluz, pero no se sabe exactamente si de Estepa (Sevilla) o de Antequera (Málaga). Estas dos ciudades son las que producen la mayor cantidad de este dulce y de polvorones.

Data del siglo XVI y se comenzó a comercializar a mediados del siglo XIX gracias al ferrocarril, que permitía enviar los productos de Antequera a Madrid en un día. Los podemos encontrar de muchos sabores: de canela, chocolate, almendra, limón, etc...

Fuente: blog.fuertehoteles.com


LOS POLVORONES

Otros de los clásicos que no pueden faltar en casa. Los polvorones son unas pequeñas tortas de manteca de cerdo, harina de trigo tostada, almendras molidas y azúcar. Se llama polvorón porque al añadir la harina parece que hay polvo. Son muy similares a los mantecados, pero tienen una forma más alargada y la cobertura es lo que los diferencia principalmente.

Fuente: pepekitchen.com


EL MAZAPÁN

Este es otro de los símbolos de la gastronomía navideña, aunque en Toledo se consume todo el año. Se cree que el origen de este dulce, cuyos ingredientes principales son almendras, azúcar y huevo, es árabe. Otra teoría es que entró por el este de la mano de peregrinos. Parece ser que su origen está en el Convento de San Clemente de Toledo. Cuando la ciudad estaba sitiada, había una gran necesidad de alimento, por lo que almendras y azúcar machacados con una maza, dieron lugar a un "pan de maza". Otras versiones que podemos encontrar en Andalucía son el pan de Cádiz o el pastel de gloria.


LAS PELADILLAS

Estas almendras confitadas se ofrecen a los invitados como regalo en ocasiones especiales (bautizos, comuniones, etc...) y son también típicas de la Navidad. La primera fábrica estaba en Alicante y, hoy en día, Valencia es la productora de peladillas más importante de España.

Su origen es muy antiguo. Algunas fuentes lo sitúan en la época romana. Parece ser que los romanos ya las ofrecían para celebrar bautizos y bodas. La única diferencia era que se cubrían de miel y harina ya que todavía no se había descubierto el azúcar.


LAS BOLITAS DE COCO

Están hechas con migas de coco, leche condensada, chocolate y margarina y tienen forma redonda. Una de las cosas que siempre aparecen en la mesa de dulces de Navidad.

Fuente: recetin.com

LOS ROSCOS DE VINO

No puedo dejar de mencionar uno de los más típicos en Málaga. Tienen forma de rosquilla, es decir, tienen un agujero en el medio, y una de sus principales características es que su masa tiene un poco de vino. Ya terminados, se cubren con azúcar glass para que tengan así ese aspecto nevado.

Fuente: blog.fuertehoteles.com

EL ROSCÓN DE REYES

Las fiestas terminan en España con el día de los Reyes Magos el 6 de enero. Para este día, comemos este bollo de masa dulce adornado con frutas escarchadas que pueden rellenarse con nata, trufa, crema o chocolate, por ejemplo. Dentro del roscón se esconde un haba, que si la encuentras, tendrás que pagarlo tú, o una figurita que, si tienes la suerte de encontrarla, hará que seas el rey o la reina del día.

Parece ser que su origen está relacionado con las saturnales romanas. Eran unas fiestas dedicadas al dios Saturno con el objetivo de que el pueblo romano pudiera celebrar los días más largos tras el solsticio de invierno. Para esta celebración se preparaban unas tortas redondas con higos, dátiles y miel. En el siglo III, se ponía el haba seca en el interior, y quien la encontraba, era nombrado rey por un corto tiempo. 

                           
Fuente: blog.fuertehoteles.com

Como puedes ver, hay una gran variedad (y todavía faltan unos cuantos 😉😉😉). Si no conoces alguno, espero que los pruebes este año y me cuentes cuál es tu favorito. Espero vuestros comentarios.

Comentarios