¿QUÉ COMEMOS HOY? TORRIJAS

La Semana Santa ya está aquí, y con ella uno de sus postres más típicos: las torrijas. Se pueden hacer de varias formas diferentes, y hoy os propongo dos: con leche y con vino. Es un postre muy fácil de preparar, así que espero que os animéis. ¡A COCINAR!


INGREDIENTES

Una barra de pan


Medio litro de leche o...


... vino tinto


3 huevos


Canela molida y canela en rama


150 gramos de azúcar


Aceite de oliva


VINO TINTO


Ya tenemos todos los ingredientes, que son muy fáciles de conseguir. Vamos a empezar con la receta:

1. En un cazo, pon a hervir la leche con dos ramas de canela y el azúcar. Corta el pan (puede ser pan duro o del día, no te preocupes) en rebanadas de mínimo 2 centímetros. No lo cortes demasiado fino, porque va a ser luego un problema para freírlo.

2. Pon las rebanadas en una fuente y echa la leche por encima. Si es pan del día, va a tardar menos en empaparse que si es pan duro. Lo importante es que no se deshaga, así que hay que controlar eso. También es importante que no queden secas. Tienen que tener suficiente leche.

3. Deja reposar el pan, y mientras tanto, en un plato hondo bate los tres huevos. Pon el aceite a calentar a fuego fuerte para que el pan no absorba mucho aceite.

4. Coge las rebanadas, rebózalas en el huevo y después fríelas. La idea es que queden doradas, así que tienes que vigilarlas para que no se quemen.

5. Una vez doradas, las sacamos y las ponemos en un plato con una servilleta para que absorba el aceite sobrante. Ahora, les ponemos canela molida por encima. Si no te gusta la canela, le puedes poner azúcar o miel.

¿PREFIERES HACERLAS CON VINO TINTO?

En ese caso, en un cazo ponemos el vino con unos 250 ml de agua, el azúcar y la rama de canela. Si te gusta, también puedes añadir la piel de una naranja. 
Lo ponemos a fuego medio y lo dejamos hervir unos 5 minutos. Una vez pasado ese tiempo, apaga el fuego y lo dejas reposar. Puedes prepararlo el día antes, y al día siguiente, antes de comenzar a preparar las torrijas, saca la rama de canela y la piel de naranja.

El resultado ideal:



¿Cuál es tu favorita? 

Comentarios